Uncategorized

Tu Imagen Profesional le agrega valor a tu trabajo.

El término “Imagen Profesional” se utiliza para hacer referencia a un conjunto de reglas básicas de educación, cortesía y protocolo que se aplican en el ámbito laboral o en los negocios y que va más allá de la apariencia física y del cómo viste una persona.

Es importante mencionar que la imagen profesional tiene que ver directamente con la percepción que se tiene de una persona como resultado de su desempeño laboral y la forma en que ejerce su profesión. No basta con saber realizar el trabajo correctamente o ser responsable con sus tareas, también es necesario conocer y aplicar reglas básicas de educación, cortesía y protocolo de negocios que dotarán de un valor agregado a la persona logrando estimular su eficiencia y productividad, favoreciendo el desarrollo de relaciones interpersonales a nivel tanto interno como externo, es decir, mejorar el ambiente de trabajo dentro de la organización, la calidad en el servicio y la atención al cliente.

Hay varios elementos a tomar en cuenta para construir una correcta imagen profesional. A continuación, te compartimos algunos que sin duda te ayudarán a construir una buena imagen profesional y que solo son principios básicos de educación y cortesía, pero que poniéndolos en práctica contribuirán a la mejora de tus relaciones interpersonales y tu reputación laboral.

La puntualidad demuestra el respeto que tienes por tu tiempo y el de otra persona.

Ser puntual es sumamente importante ya que habla del respeto que tienes por ti mismo, por tu tiempo y el respeto que se merece el tiempo de otra persona. Procura llegar a tiempo y cumplir con tu horario laboral. Si tienes alguna reunión o cita, calcula bien tus tiempos previendo el tráfico, la ruta que deberás seguir para llegar en tiempo y forma, pero sobre todo define correctamente la estructura de tu agenda para respetar la hora de todas tus reuniones.

En el pedir esta el dar. Saber pedir, un arte que no cualquiera domina.

El pedir nos ubica en la posición inevitable de recibir algo de alguien, por lo que si queremos que esta retribución sea de buena forma y en el tiempo acordado, debemos tener la sutileza de solicitar la petición con respeto y de forma educada. Saber pedir las cosas correctamente y de forma asertiva es un arte que no cualquiera domina.

“Por favor” y “gracias”. Las palabras clave para mantener una buena relación interpersonal.

Es común que en una relación personal, laboral o comercial interactuemos con otras personas a las que hagamos alguna petición o recibamos alguna cosa. Por lo que es sumamente necesario pedir las cosas “por favor” y dar “gracias” por cada esfuerzo, favor o cosa recibida. Ser agradecido es reconocer el trabajo que implica para otra persona hacer algo por ti cuando bien podría no tener la obligación de hacerlo.

Evitar prometer cosas que no vas a poder cumplir. Hay que saber decir NO.

Es importante reconocer la capacidad que tiene uno mismo para poder realizar las tareas que se nos solicitan dentro del trabajo, por este motivo es fundamental hacer un balance objetivo de las tareas y el tiempo que implica realizarlas con el propósito de conocer el alcance y margen de acción que se tiene para poder realizarlas correctamente. No es decir “no puedo” es expresar, si se pueden hacer las cosas en el tiempo que se establece y con los insumos con los que se cuenta. Se trata de plantear un escenario real en el momento preciso para así tomar las decisiones de forma asertiva.

Ser cortés y educado. La mejor carta de presentación es tu educación.

Si bien es cierto que esta parte engloba muchas acciones que se deben realizar de acuerdo a códigos de conducta, buenas costumbres y protocolo, también es cierto que aplicando las reglas básicas de educación como lo son: un saludo cordial, ceder el paso, hablar correctamente, entre otras, ayudará a fortalecer tu imagen en el ámbito laboral.

Sin duda alguna hay muchos más elementos que ayudarán a mejorar la imagen profesional de las personas, sin embargo, te invitamos a poner en práctica los anteriores y observarás poco a poco que serás percibido positivamente en tu entorno laboral y profesional.

Recuerda que: El comportamiento de una persona es el principal elemento para ser recordado y que una buena imagen profesional va más allá de solo vestir bien. 

¡Coméntanos y comparte tus experiencias! Y si te gustó el artículo, compártelo, así más personas podrán mejorar su imagen profesional. ¡Hasta la próxima!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s