Uncategorized

Tres sencillos pasos para crear una empresa.

En una entrada anterior te mencionamos que esta cuarentena puede representar la oportunidad de iniciar un negocio por cuenta propia. Esto debido a que actualmente el internet nos permite realizar la mayoría de los trámites necesarios para crear una empresa sin salir de casa. Por ello, en Central Creativa nos dimos a la tarea de enlistarte las tareas que puedes ir adelantando vía remota para que salgas de esta pandemia con un negocio nuevo.

En caso de que aún lo estés pensando, este artículo también te puede servir para que te des cuenta de que no es tan difícil como pensabas echar a andar una empresa. Claro, siempre y cuando cuentes con un presupuesto adecuado para la idea de negocio que deseas crear.

Antes de comenzar, es necesario que sepas que para casi todos los trámites que aquí se mencionarán se te solicitará tu CURP, RFC con homoclave y Firma Electrónica (FIEL) del SAT.

Tu marca es lo primero que verán tus clientes

El trámite que toma más tiempo en ser resuelto es el registro de tu marca comercial, ya que demora entre 4 y 6 meses, por lo que es el que recomendamos realices primero. Para ello necesitas pensar en el nombre que quieres que lleve tu marca y, de preferencia, tener una imagen que la identifique. Para esto puedes contratar a un diseñador gráfico o usar alguna herramienta digital. Actualmente existen aplicaciones gratuitas para tablet o celular que te ayudan a diseñar logotipos.

Cuanto hayas decidido tu nombre y tengas un logo, puedes solicitar su registro en la página del Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI). Solo tienes que darte de alta para obtener tu cuenta PASE y seguir los pasos para el registro de tu marca en línea. Ahí te pedirán que verifiques que no exista otra empresa con el mismo nombre o similar en el sector en el que quieras participar, por lo que te recomendamos que pienses en dos o tres opciones en caso de que tu idea ya esté tomada.

El costo de este trámite es de alrededor de $2,800 al momento de redactar este artículo. Si tu empresa se va a especializar en un solo sector, por ejemplo, en la producción de ropa, sólo tienes que pagar un registro, pero si también vas a producir o vender otro tipo de productos, entonces tienes que pagar un registro por cada sector en el que quieras que tu marca quede registrada. 

Constitución formal de la empresa

Una de las opciones más sencillas y baratas para constituir una empresa en México, es la de la Sociedad por Acciones Simplificada (SAS), ya que con esta opción te evitas el pago de notarios públicos, siempre y cuando tu capital inicial sea menor a 5 millones de pesos.

Para dar de alta tu empresa mediante esta opción, solo tienes que entrar al portal de la Secretaría de Economía y buscar la sección “Constituye tu empresa en 24 horas”. Ahí deberás comenzar por solicitar una autorización de uso de “Denominación”, es decir, el nombre que quieres que lleve tu empresa, que no necesariamente es el mismo de tu marca, por ejemplo, la marca es “Coca-Cola”, pero la empresa es “The Coca-Cola Company”.

Una vez que verifiques que el nombre que quieres para tu empresa está disponible, deberás realizar la solicitud y esperar a que te notifiquen si se te autoriza su uso o si es rechazado por ser similar a otro, en cuyo caso podrás realizar cuantos intentos de solicitud desees.

Cuando tengas la autorización de la Denominación, continúa tu trámite en la sección “¿Eres ciudadano?, en donde se te guiará para que obtengas tu Acta Constitutiva, tu Registro Público de Comercio, tu Registro Federal de Contribuyentes (RFC) de Persona Moral y la FIEL de tu empresa, todo en la misma página y de forma gratuita.

El dinero de una empresa se maneja diferente

Finalmente, para el manejo del dinero de tu empresa, así como para el pago de tus impuestos y realización de deducciones fiscales, es necesario que abras una cuenta bancaria empresarial.

Si ya tienes un banco para tus cuentas personales, pregunta por teléfono si trabajan con empresas de tipo SAS, ya que, por ser un esquema aún novedoso, no todas las instituciones bancarias están familiarizadas con sus particularidades, por lo que pueden requerirte documento que no tengas, como actas notariadas.

Una vez que verifiques que el banco de tu elección aceptará tu empresa, investiga los costos por manejo de cuenta y comisiones que te cobrarán, así como los beneficios adicionales que te ofrecen, como puede ser banca electrónica o softwares para emisión de facturas, compáralas con otras opciones y decide la que más te convenga.

En este punto es muy recomendable que, si no tienes un Contador, comiences a contemplar dentro de tu presupuesto el contratar uno, ya que puede ser un gran aliado para ayudarte con el pago de impuestos de tu empresa en el futuro.

Una vez que concluyas estos pasos, en Central Creativa podemos ayudarte para logres los objetivos de tu empresa, mediante nuestra oferta de servicios de coaching empresarial.

Escrito por:

Lic. Héctor H. García G.

Dinos si estos pasos te ayudaron a tener un panorama más claro sobre la creación de empresas y, si te sirvieron de guía, comparte el artículo para que cada vez más personas le pierdan el miedo a emprender. ¡Hasta luego!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s